sábado, 4 de agosto de 2012

Una prédica arrogante y manipuladora de Guillermo Maldonado


(YouTube, julio de 2009)

Título del video: "Un mensaje de parte de Dios a los 'caza-herejias evangélicos' (gente que a veces ni se congrega y maldice y luego se justifican)"  Blog: Iglesia Casa de Restauracion (Ensancha09)
Enlace: http://www.casacristianapresencia.com/2009/07/un-mensaje-de-parte-de-dios-los-caza.html

Hay que ver este video para creerlo (véanlo en el enlace ya citado). Sólo comentaremos algunos aspectos:

Los titulares del video anticipan la conclusión: "Al parecer hace un tiempo empezó una nueva oleada de 'cristianos' que empezaban a dedicar su vida a cazar las supuestas herejías de Grandes hombre de Dios en la iglesia, empezaron a ver sólo los errores y a inventar cosas inexistentes sobre ellos, con exageraciones, juzgando no con buen juicio, sino por manías y apariencias, criticando a hombres de Dios como: Benny Hinn, Guillermo Maldonado, Fernando Sosa (México) y Marcos Witt etc... etc. Esto es un mensaje para los caza-herejías: Tengan Temor de Dios".

Clasificar a todos sus críticos como "caza-herejías" presupone que no haya herejías en la iglesia protestante hoy, o que no importan, y que examinar las doctrinas por su fidelidad bíblica es una falta de temor de Dios. Y puesto que esta solemne advertencia es "un mensaje de parte Dios" para esos "caza-herejía", dudar de su veracidad sería también falta de temor de Dios. Con eso la estructura de control mental está completa y perfecta.

Pero en realidad, ¿no podría ser exactamente lo contrario? Al hacer estas declaraciones tan tajantes y tan dudosas en nombre de Dios mismo, Guillermo Maldonado está faltando contra el temor de Dios. Con estas declaraciones convierte a Dios en simple endoso de las propias ideas de él y atribuye valor absoluto a sus propios argumentos falibles. ¿Es eso temor de Dios? Además, hoy por hoy existen herejías en la iglesia protestante, y es tarea cristiana, en la mejor tradición profética, de "examinarlo todo" y denunciar las falsas enseñanzas, ¿Por qué será que Guillermo Maldonado tiene miedo de ese examen bíblico y evangélico?

Al inicio del video Maldonado introduce el tema del temor de Dios y lo ilustra con una supuesta experiencia personal: "Quiero que me escuchen todos. La clave para que nosotros caminemos en ese espanto..., lo que me detiene a mí de no adulterar, lo que me detiene a mí de no hablar mal de alguien, es el temor de Dios. Un día me tuve el caso de un pastor, el cual es un aprovechado (pero ya le pedí perdón a Dios), y me vino a pedir un favor a través de mi gente, y me dije, "Este individuo, lo que quiere es usarme y yo dije, Este es un tomaventaja", y empecé a decirlo por mi boca. Al otro día, me pasó algo extraño en mi cuerpo y caí en cama... Yo pienso que no es nada, pero cuando llega el segundo día, algo pasó rrraaah por todo mis huesos y el Señor me dice, "Le diste puerta al diablo porque criticaste a mi ungido". Le dije a Dios, "Ay pero es un sinvergüenza", y el Senor me dijo, "Eso no es tu problema, es mío". [Aplausos, gritos de Alaluya; Maldonado se pone a bailar] ...Me fui al Señor y dije, "yo sé que es un sinvergüenza, pero perdón Señor, perdón. Perdóname." Al instante yo sané.

Aquí Maldonado cae en una contradicción obvia: Si el problema no es nuestro sino de Dios, ¿por qué está él ahora atacando a los que él llama caza-herejías? ¿No es eso también problema de Dios? Pero la respuesta es clara: es a los "ungidos" que es prohibido cuestionarlos, pero los ungidos sí pueden cuestionar a los no-ungidos. Claro, ahí va un concepto errado de "unción" y una interpretación ridícula del Antiguo Testamento (ver "No toques al ungido de Dios" en este web, 12 agosto 2007). Además, según el Nuevo Testamento, todo/a creyente ha sido ungido/a por el Espíritu Santo. La verdadera unción no consiste en gritos y brincos ni en la vulgar oratoria de una arenga politiquera o un circo barato. Ser ungido no es lo mismo que ser un buen actor de teatro.

   Maldonado sigue a remachar su solemne amonestación contra el pecado de criticar: "El hecho que hay un Saúl, no nos da a nosotros [derecho a criticar], tenemos que tener temor... Por eso está Usted así como está, con ese artitris, con esa bancarrota (no apague el televisor), porque a los hombre de Dios los agarran como si fuera cualquier cosa, Hey!! Aunque hay un Saúl, es el ungido de Jehová, cuidado lo toca, cuidado lo toca. Escucha esto: yo conozco gente que se fueron de iglesias y llevaron gente a su pastor, Sin temor a Dios, Absalones que se pararon a la puerta: "Tu pastor no te atiende pero yo sí te voy a atender". Esos Absalones terminan muertos en su sangre (y tampoco me apaguen el televisor). Démosle un aplauso al Señor, el temor de Dios está viniendo. Quiero poner el temor de Dios en su mente, quiero poner el temor de Dios en su boca, quiero poner el temor de Dios en su espíritu, para que cuando vaya al diablo, dígale "no tienes nada en mi, yo temo a Dios y a sus mandamientos y no me vas a hacer caer, porque Dios está conmigo". Hay gente que quiere la gloria, pero no quiere vivir en el temor de Dios" (fin del video).

Una táctica favorita de estos falsos profetas y apóstoles es la de demonizar y prohibir tajantemente toda crítica de sus enseñanzas. Esa actitud es lo contrario de lo que enseña la Biblia, y es de los daños más graves que se hace a la iglesia hoy (véase "Un sermón que no necesita el pueblo de Dios" en este web, 12 de julio de 2009).

¿Quién se cree este señor? Parece que se cree dueño de la verdad absoluta y que toda persona que le cuestione está movida por Satanás. Si criticarlo a él es un pecado contra el temor de Dios, ¿dónde está la diferencia entre él y Dios? Los profetas dirían que sus pretensiones a poseer la verdad incuestionable llevan una idolatría implícita (ver en este web "¿Es posible ser idólatra sin darse cuenta?" 6 de enero de 2007).

Más que nunca, necesitamos sabuesos teológicos capaces de descubrir y denunciar las herejías que circulan y están infiltrando la iglesia. Que Dios nos ilumine y nos infunda valentía.

(En el mismo bloque de YouTube aparece una falsa profecía de Guillermo Maldonado, declarando que Dios tenía a Melba Jácome "posesionada para ser presidenta" del Ecuador y "lo decreto y declaro sobre los aires de esta nación". Por supuesto ella perdió la elección dejando en ridículo a muchas "profecías").



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada